EMBAJADORA BELANDRIA EN EL II CONGRESO DE LAS AMÉRICAS: “LA DEMOCRACIA HAY QUE CUIDARLA TODOS LOS DÍAS” - Embajada de Venezuela en Brasil
16912
post-template-default,single,single-post,postid-16912,single-format-standard,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

EMBAJADORA BELANDRIA EN EL II CONGRESO DE LAS AMÉRICAS: “LA DEMOCRACIA HAY QUE CUIDARLA TODOS LOS DÍAS”

La tarde de este martes, la embajadora María Teresa Belandria participó como conferencista del panel “Venezuela: Democracia, Derechos humanos y Migración”, en el II Congreso de las Américas organizado por la Orden de los Abogados – OAB de Santos. Junto a la embajadora, también intervinieron la diputada Delsa Solórzano (quien se conectó desde Venezuela), el abogado venezolano Eliud Rafael Blanco que es miembro de la OAB de Amazonas, y el profesor y escritor brasileño, Marcelo Suano, autor del libro “Cómo destruir un país. Una aventura socialista en Venezuela”. 

En su ponencia sobre la democracia en nuestro país, la embajadora Belandria explicó el proceso mediante el cual se fueron extinguiendo los mecanismos democráticos en Venezuela, a partir de la ascensión al poder de Hugo Chávez. “El secuestro de nuestras instituciones por parte del chavismo, hizo que estas perdieran su autonomía y pasaran a ser controladas por el nuevo gobierno”, señaló. De igual forma, se refirió a las reformas hechas a la Constitución con el objetivo de perpetuar la figura del dictador en el poder, al cierre de medios de comunicación, a la persecución de líderes opositores por razones políticas y al surgimiento de supuestas revueltas populares que en realidad fueron producto del trabajo de grupos interesados en que el socialismo se instaurara en Venezuela. “La democracia, la libertad, son invisibles a nuestros ojos como el aire. Y así como cuando este nos falta, la ausencia de libertad nos ahoga”, sentenció.

SOCIALISMO, DERECHOS HUMANOS Y MIGRACIÓN

Por su parte, el profesor brasileño Marcelo Suano se refirió al proceso mediante el cual el llamado “bolivarianismo” fue acabando progresivamente con el estado de derecho en Venezuela, con su economía y con la institucionalidad, atreviéndose a manipular el proceso electoral de 2018 que tuvo como consecuencia la ‘elección’ de Maduro como presidente. “La única institución legítima que resta hoy en Venezuela es la Asamblea Nacional electa en 2015 y eso posibilitó que Juan Guaidó asumiera, en 2019 y de acuerdo con lo contemplado en la Constitución venezolana, la enorme responsabilidad que constituye ser el presidente encargado del país”.

Residenciado en Brasil desde 2018, el abogado venezolano Eliud Rafael Blanco relató su propia historia como migrante y explicó el proceso que lo llevó a ocupar hoy la presidencia de la Comisión de Derechos de los Migrantes y Refugiados en la Orden de los Abogados – OAB de Amazonas. Blanco también hizo referencia a los procesos establecidos por Brasil para acoger y regularizar a los migrantes venezolanos: “La comandancia del PTRIG (Puesto de Interiorización y Triaje) de la Operación Acogida es una estructura preparada para regularizar y orientar al migrante que llega a Manaos. Desde la OAB de Amazonas trabajamos en proyectos de cooperación para defender los derechos de esta población en el estado”.

Para finalizar y desde Caracas, la diputada Delsa Solórzano se refirió a la situación de los derechos humanos en Venezuela. “En este momento, mientras hablo con ustedes, hay cuatro jóvenes detenidos por haber participado hoy en una manifestación en honor a Neomar Lander, un estudiante asesinado por la dictadura hace 5 años”. Solórzano se refirió a las numerosas violaciones a los derechos humanos que se cometen diariamente en Venezuela, donde el número de presos políticos sobrepasa los 300. “Por ello, junto con las víctimas, se han presentado diversas denuncias ante la Corte Penal Internacional que ha decidido iniciar una investigación. Lo único que puede proteger a las víctimas es condenar a la dictadura”. Solórzano también hizo referencia a la importancia que tiene la voz de la comunidad internacional para denunciar y condenar lo que sucede en Venezuela, en Ucrania o donde quiera que los derechos humanos se vean amenazados. Y al respecto de las crisis migratorias generadas por la actual situación en ambos países, concluyó: “En Venezuela no vemos las bombas caer, pero las consecuencias las sentimos igual que un país en guerra”.

La diputada Delsa Solórzano durante su intervención en el evento de la OAB São Paulo, seccional Santos.