PROYECTO “COZINHA ESCOLA” CAPACITARÁ A 40 VENEZOLANOS EN EL ÁREA DE LA GASTRONOMÍA - Embajada de Venezuela en Brasil
16347
post-template-default,single,single-post,postid-16347,single-format-standard,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

PROYECTO “COZINHA ESCOLA” CAPACITARÁ A 40 VENEZOLANOS EN EL ÁREA DE LA GASTRONOMÍA

Una iniciativa entre la embajada de Venezuela en Brasil, la ONG Casa Venezuela y la institución “Cozinha Escola”, inaugurada en 2008 en la ciudad de Río de Janeiro, permitirá que 40 migrantes venezolanos puedan capacitarse al más alto nivel en el área de la gastronomía. Este proyecto forma parte del trabajo que la embajada viene realizando, junto a Casa Venezuela y la Operação Acolhida, para fomentar la inserción laboral de los migrantes venezolanos en Brasil. La ONG será la encargada de realizar el censo para identificar a los posibles candidatos que recibirán las clases en instalaciones de altísimo nivel, localizadas en la ciudad de Río de Janeiro. 

El director de “Cozinha Escola”, João Ricardo Nascimento, recibió en la sede de la escuela al ministro consejero Tomás Silva, a quien le expresó su deseo de colaborar con la formación de venezolanos en el área de gastronomía para que, posteriormente, estos pongan sus conocimientos y experiencia al servicio de diversos tipos de restaurantes en Brasil. La escuela ofrece cursos de panadería, pastelería básica y avanzada, cocina asiática y manipulación de alimentos, entre otros.

Gracias al programa de interiorización de la Operação Acolhida y a los enlaces que la embajada ha establecido con empresas y organismos de la sociedad civil, la ONG Casa Venezuela ha participado en la inclusión laboral y social de numerosos venezolanos residentes en Brasil. Hace apenas dos semanas, un grupo de 30 familias fueron trasladadas de Roraima a Rio Grande do Sul por la modalidad de “oferta de trabajo” en la cual empresas brasileñas contratan mano de obra venezolana y, además, les proporcionan un local para vivir dignamente y así poder insertarse en la sociedad con más facilidad.